Redes sociales

sígueme en Instagram siguenos en facebook siguenos en Google+ Sígueme en Pinterest sígueme en Picasa siguenos en Twitter Sígueme en Likedin sígueme en Blogger

Buscar este blog

30 de marzo de 2017

Shepherd pie a mi manera, pastel de carne


Un buen quiso de carne de cerdo, o ternera, hecha a fuego lento con mucha paciencia y mucho amor, realmente necesita pocos ingredientes. El trozo de carne que vamos a usar, una generosa cantidad de cebolla picada, sal, pimentón ahumado de muy buena calidad y pimienta molida. En casa de mis padres este tipo de guiso siempre traía buenas críticas. Añadir algún otro ingrediente es cosa de cada, pero la paciencia al cocinarla a fuego lento es fundamental.
Mi pastel tiene como base este tipo de guiso de carne, más un suave puré de patatas y una generosa cantidad de queso rallado apto para fundir.
Hay mucha información en el Google sobre las orígenes de este pastel. En unas palabras, proviene de la cocina británica, la receta original lleva carne de cordero de aquí su nombre. Se puede sustituir la carne de cordero con carne de ternera o pescado, variando así su nombre como Fisherman's pie. La de "mi manera,"  viene porque yo he empleado carne de cerdo y he usado carne cortada a mano no carne picada. Mi quiso no lleva salsa de tomate, pero de esto ya os he hablado antes.


Ingredientes :

1 kg de carne magra de cerdo
2 cebollas grandes o 3 más pequeños
Un buen chorrito de #aove
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta molida
1 cucharadita de pimentón ahumado (de la Vera)
1 cucharadita de delicat knorr en granos
Para el puré de patatas :
5 patatas rojas grandes (que sean las que tienen menos agua)
1 cuchara de mantequilla
Sal a gusto
100-150 ml de leche

Modo de preparación :

Colocamos una cazuela en el fuego, con un chorrito de #aove. Cortamos la carne en trozos pequeños las freímos en aceite de oliva, dandoles vueltas para que la carne se tueste por todos los lados. Echamos encima las cebollas picadas en trozos pequeños, bajamos el fuego, y pochamos la cebolla junto con la carne. Cuando la cebolla está tierna, transparente, sazonamos, añadimos un vaso de agua (no le añades demasiada agua, no tiene que cubrir la carne) y tapamos la cazuela. Cocinamos lentamente, hasta que el agua se evapora y volvemos a añadir otro vaso de agua. Yo no pongo más de 100 mil de agua a la vez. Repetimos estos pasos hasta que la carne está tierna, y la cebolla se vuelve casi como una salsa. 
Mientras la carne se está cocinando, lavamos y pelamos las patatas. Las cortamos en cuatro trozos y las hervimos en agua con un poco de sal. (media cucharadita de sal le vale) 
Cuando las patatas se han hecho, escurrimos de agua, con cuidado, para no quemarnos con los vapores. Machacamos las patatas, añadimos mantequilla y leche y mezclamos. La puedes hacer también con una batidora de brazo. Arreglamos de sal y listo. 
Cogemos una bandeja apta para el horno, precalentado el horno a 180-200 grados, y montamos nuestro pastel. 
Primero va el quiso de carne, ni velamos y colocamos una capa fina de puré. Ponemos en una manga pastelera un poco de puré y formamos bolitas en círculo. Colocamos el puré restante en el medio, nivelamos  con la ayuda de una cuchara y egregamos una generosa cantidad de queso rallado emental. 
El pastel va al horno, para unos 20 minutos después ponemos el grill y tostamos el pastel encima, a gusto.
¡Enjoy it!

Consejos:
Elige una patata para cocinar, que sea harinosa. La patata roja suele ser muy buena para purés. 
Si preparas el puré más líquido no podrás utilizar la manga pastelera. Pero saldrá igual de rica. 
Utiliza tu propria receta de quiso de carnes si deseas. 
Si el puré es más espeso, no se undira en la carne. 
Sirvela con una auténtica hungarian cucumber salad.


26 de marzo de 2017

Hungarian cucumber salad

Seguramente ahora tenéis los ojos como platos y después de ver el listado de ingredientes, ya ni te cuento. 
Pero te aseguro que esta receta Húngara es la leche. Mis raíces me llevan a Hungría. Y mis recuerdos me llevan a la casa de mis abuelos. Oh, como adoraba a mi abuela, oh. 
Los quiso siempre los acompañaba con una de estas saladas de pepinillos. Considero que me sale muy rica, pero nunca como la de mi abuela. Seguramente es por el pimentón dulce, tenía un pimentón muy bueno. O será que los pepinillos venían directamente de su huerto. 
Si sigo hablando de mi abuela me pondré muy muy melancólica... 
Vamos a verla. 


Ingredientes :
4 pepinillos
1 diente de ajo
1 cuchara de vinagre
1 cucharadita de azúcar
Sal a gusto
1/2 cucharadita de pimentón dulce


Modo de preparación :

Lavamos los pepinillos y los pelamos. Pelamos también el diente de ajo. Cortamos los pepinillos en rodajas finas, si dispones de mandolina mejor, si no a cuchillo. Colocamos las rodajas de pepinillos en un bol, le añadimos el ajo rallado o machacado. Salamos a gusto y mezclamos con cuidado para no romper las rodajas finas de pepinillos.
Dejamos esta mezcla en la nevera unos 10-20 minutos, para que los pepinillos suelten el agua.
Mezclamos el vinagre con el azúcar, la añadimos a los pepinillos, y por último sazonamos con pimentón dulce. Mezclamos y guardamos en la nevera.
Se sirve muy frío.
Es una ensalada perfecta para acompañar pollo, patatas naturales o simplemente consumir tal cual. Se come con cuchara.
*No se te ocurra tirar el agua que sueltan los pepinillos. Se mezcla todo junto.
*Una vez que lo has probado puedes añadir más ajo o más vinagre, o menos, es question de paladares.
*No es una ensalada de comer con tenedor, se come a cucharadas, con el aliño que le acompaña.

¡Enjoy it!

Antes de irte, mira la receta de galletas de aceite de oliva con pepitas de chocolate, que tengo publicada. Es una receta de Susana, de webosfritos.
Y para la próxima, te cuento que tendremos una super receta. Te dice algo Sheperd's pie.!?!?

23 de marzo de 2017

Galletas de aceite y pepitas de chocolate Cookies



¡Hola chicas! Vuelvo a publicar. Sin horarios, calendarios o otro tipo de planes. Siempre lo he hecho así. Al azar. He intentado hacerme un plan, con días exactos para publicar, para tener un tipo de orden. Pero soy así, mi orden es un poco caótico. Me arriesgo que no toda la gente pueda seguir mis publicaciones, porque no tengo días fijas para publicar, pero lo he intentado, no lo he conseguido así que pienso que compartiendo en mis cuentas en las redes, el que esté interesado vendrá a verme. 
Hoy traigo receta de galletas. Unas galletas de aceite y pepitas de chocolate, riquísimas. La foto de estas galletas la vi semana pasada en el IG de Susana, de webosfritos. He buscado  la receta en su página y como me ha gustado su fácil preparación, decidí hacerlos. Escogí un buen día, porque la fan número uno de galletas de la casa, hoy ha vuelto con fiebre de la universidad, así que he conseguido alegrar un poco su día. 
Es una receta sencilla, con una masa manejable y agradable, nada pegajosa. Me ha encantado hacer las bolitas, cosa que de normal no me gusta mucho hacer. Me han salido deliciosas. ¿Que me dices, te apuntas a la merienda? 
Las fotos son tomadas en las dos ocasiones que he preparado estas galletas. (Un día lluvioso y otro muy soleado, por esto la diferencia de colores) 


Ingredientes :
Para 20-22 galletas

65 gr de azúcar blanco
50 gr de azúcar moreno
170 gr de harina común
1 huevo grande
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de bicarbonato
75 gr de pepitas de chocolate (puedes combinar las de leche con las negras)
Una pizca de sal
40 ml de aceite de oliva virgen extra

Ustensilios necesarios :
Un bol amplio
Una varilla
Bandeja de horno
Horno para hornear y nevera para enfriar la masa.











Modo de preparación :

Batimos los azúcares con el aceite, y la esencia de vainilla. Añadimos el huevo y batimos un par de minutos más. Añadimos a continuación la harina tamizada mezclada con la sal y el bicarbonato y también las pepitas de chocolate.  En este momento podemos mezclar con las manos. Guardamos en la nevera la masa de la galletas envuelta en plástico, durante 20 minutos o más si necesitas hacer otras cosas. Se puede guardar la masa en la nevera durante 24 horas, así nos lo cuenta Susana del blog Webos fritos.
Encendemos el horno, a 180 grados. Forramos la bandeja del horno con papel para hornear. Sacamos la masa de la nevera y formamos bolitas (con la ayuda de las manos).
Colocamos las bolitas de masa sobre la bandeja forrada, dejando espacio entre ellos.
Horneamos durante 12-14 minutos, pero puedes comprobarlos, y si están listas antes del tiempo las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Se guardan en cajas metálicas o botes de cristal, que cierran herméticamente.

Consejos:
Utiliza siempre pepitas de chocolate, no chocolate troceado, porque este último se derrite del todo, y no queda igual de bonito como con pepitas de chocolate.
Comprueba las galletas pasadas los 10 minutos, porque a lo mejor tu horno va más fuerte, y evitarás que se quemen o que salgan demasiado duras.
Guarda las galletas en recipientes que tienen cierre hermético, para que se conserven correctamente.
¡Enjoy it!








22 de marzo de 2017

Batido de fresas Strawberri smoothie




Me encantan los batidos. Los descubrí durante mi estancia en Londres. Los deliciosos smoothies ❤❤❤. Desde entonces, después de la tostada con Aove y aguacate, el batido es uno de mis desayunos preferidos. 
Suelo prepararlos mucho más sanos que en las cafeterías de Londres, es decir, sin sirope y azúcares, sin nata, solo con fruta y yogur natural o en muchos casos solo fruta y agua. Lo genial es que puedes usar frutas de temporada, siempre ricas y frescas, siempre a tu alcance, solo con quitarles las ojas, huesos o pieles si es preciso, tienes en tu mano el ingrediente principal y buena fuente de vitaminas. Me gusta llamarlos #desayunosaludable #healthybreakfast.  Si te gusta beberlo, los prepararas sin trozos, con más yogur o agua, siempre experimentando con las cantidades, texturas hasta encontrar la que más te guste. Si te gusta a cucharadas añádele trozos de la misma fruta que has usado para el batido, añade menos yogur o agua. También verás que batir manzana más plátano y yogur te resultará un batido más espeso y batir la misma cantidad de frutas y líquidos, como por ejemplo, fresas, plátano y yogur, te resultará un batido algo más líquido perfecto para beber a sorbos.  ¿Te animas a probarlos!? ¡Te invito! 





Ingredientes :
para una ración

1 Plátano pequeño o medio plátano
5-6 fresas
3 cucharadas de yogur natural (sin azúcar añadido)
Para decorar, medio plátano más dos o tres fresas



Modo de preparación :

En el vaso de la batidora, añadimos las fresas lavadas, el plátano y el yogur. Batimos y servimos decorado con rodajas de plátano y fresas enteras. Está delicioso y se puede consumir a cucharadas o simplemente beberlo, en este caso omitimos la decoración.
Si te gusta fresquita, guarda las frutas en la nevera, así antes de batirlo ya estará  fresquita.
Enjoy it!
Feliz día!
Eni.

16 de marzo de 2017

Ensalada templada de pasta con espárragos, kale y cherry



Por algo será que últimamente vemos cada vez más recetas que incluyen en sus ingredientes esta verdura. Más recetas y muchas, montones, de fotos. Tengo que reconocer que es una verdura muy guapa, sale bien en las fotos. La super verdura. La super kale. Super alimento. El adverbio super lo tiene más que merecido, por ejemplo, por su bajo contenido calorico, solamente 49 calorias por 100 gramos debido a que posee una elevada proporción de agua en su composición. También, se considera un super alimento porque tiene un alto contenido de fibra, minerales y antioxidantes. Se destaca su alto contenido de hierro, se dice que tiene más que la carne de vacuno y un alto contenido de calcio, más que la leche.
Y podría seguir con las etiquetas. Llevo un tiempo leyendo sobre esta verdura, hasta la he encontrado en el supermercado,(momento ojos como los platos y hablar sola en voz baja "anda, pero si es el super alimento")  pero no la he comprado en el momento, aunque tengo que reconocer que el recio esta bastante bien. 
Al principio la veía mucho en las fotos de IG, como ingrediente para batidos. Poco a poco empecé descubrirla como ingrediente en platos de cuchara. Al lado de patatas o otras verduras, guisos, ensaladas. Es decir todo el mundo consumía kale. Crudo, hervido, salteado o en forma de batidos. Empecé a buscar más por Google, me entró curiosidad por ver a que sabe. Con que otra verdura se puede comparar su sabor y textura,sea cruda o cocinada. 
Y la descubrí...
Tengo que mencionar que me encantan las coles, sean lisas, rizadas, crudas, cocinadas, salteadas o en salmuera que es muy conocida en los Balcanos . en Rumanía, Hungría y Alemania.  ¡Y, si!  la kale es una col rizada. ¿Hacen falta más argumentos para convencerte? ¡Tengo más! Su textura crujiente, que resulta al preparar kale chips al horno, otro momento de poner ojos como platos, porque si lo piensas bien, una verdura con un alto procentaje de agua que resulte crujiente a la hora de hornear, es como algo difícil de creer.  Pero resultó ser el argumento decisivo para mi, y así fue como baje al super decidida a comprarme mi primera bolsa de hojas de kale.  
Hoy voy a estrenar esta verdura, mejor dicho su uso en mi cocina. 
La he salteado, después de lavarla cuidadosamente después de quitarle el tallo del medio y cortarla a cuchillo. De sabor, es dulce amarga, muy rica, super crujiente. La textura es la que más me ha convencido. Sabemos que los otros tipos de col pierde la su textura de crujiente al saltearlas, esta no. Un punto a su favor.

 Ingredientes : 
para tres comensales

5-6 hojas pequeñas de kale

1 rama de tomates cherry (con 6 tomatitos)
1 manojo de espárragos
Sal gorda
Pimienta negra
Chorrito de aove
250 gr de hélices  (Gallo)
Agua para hervir la pasta
1 diente de ajo más unas rodajas de chili para aromatizar el Aove
Albahaca seca




Modo de preparación :

Hervimos la pasta según las instrucciones del embalaje, escurrimos, enjuagamos con agua fría y guardamos.

Lavamos las hojas  de kale, quitamos los tallos del medio (que son algo fibrosos) con la ayuda de unas tijeras, y cortamos a láminas las hojas.
Las hojas más pequeñas son las mas ricas.





 Cortamos los tallos duros de los espárragos,(las partes de los tallos que son muy fibrosos) lavamos los tomates cherry, secamos y salteamos en una sarten con un chorrito de Aove y sal gorda, a fuego vivo. Apartamos la sarten, sacamos las verduras y añadimos otro chorrito más de Aove si es necesario.



Colocamos la sartén al fuego, añadimos el ajo y las rodajas de chili para aromatizar el Aove. Salteamos sin quemarlos y los sacamos después de darle un par de vueltas en el aceite caliente. Añadimos el kale laminado, salpimentamos a gusto y la salteamos. Bastarán un par de minutos. Colocamos los espárragos y los cherry cortados por la mitad, añadimos también la pasta, espolvoreamos con albahaca seca y le damos a todo un par de vueltas. Listo para servir.

Enjoy it!

Feliz semana!
Eni

13 de marzo de 2017

Paella de pescado


Hoy tenemos receta de arroz. No se si tener el valor de llamarla paella, (pero lo haré) por si, mi listado de ingredientes no pasa la aprobación de los leyentes. Por este motivo, os traigo un artículo muy interesante que trata sobre esta tema que sacará de dudas a muchos, o igual, dejará más dudas, más motivos para debatir.

Ana Vega Bizcayenne escribe en su pagina:

¿Ha tenido siempre la paella una lista cerrada de ingredientes? ¿Merece escarnio público el que ose salirse de sus límites? Según la historia, no y no. Ah, y hace 150 años le echaban chorizo sin rubor, como Jamie Oliver. 
El Comidista, publicó un artículo sobre este tema hace algunos meses: (Haz click en este enlace para verlo). ¿Cómo puede ser que el hecho de echarle o no chorizo a la paella, llegue a ser titular en un momento de crisis en el gobierno?

Mi paella de hoy es de pescado, así que no puede llevar chorizo. Pero recordando el tam-tam, que se armó hace unos meses, llegando a ser noticia en los telediarios, que si la paella llevaba chorizo o no lleva chorizo, votaba como la mayoría, diciendo que la paella no lleva chorizo, hasta encontrarme con una publicación en IG, en la cuenta de El Comidista, que en un artículo, sostenía lo contrario que todo el mundo. De que, si, la paella puede llevar chorizo, más aún, antiguamente en Valencia, según las primeras escrituras que datan de 1857, la paella puede llevar de carne todo lo que tengas a mano, hasta embutidos!
Os voy a dejar el enlace del artículo y os dejo opinar libremente sobre el tema.
También encontrarás en este artículo, una receta de paella muy antigua que data del año 1857, según la Biblioteca Nacional de España, y otra que data del año 1760, que fue escrita del italiano, Giuseppe Brett, que anotó la receta después de una de sus visitas a Madrid.

Se que no se suele usar cebolla en la paella, pero el sofrito resultará muy sabroso, y no cortará el sabor del ajo. Disponiendo de los ingredientes pasados por batidora, no notaremos trozos de cebolla. Si no te gusta la idea puede prescindir de este ingrediente.
Utilizando el tipo de arroz que he mencionado en el listado de ingredientes, la cantidad de caldo es perfecta para que el arroz quede sueltecito, cocinado y muy rico.
El romero es uno de los ingredientes principales en la preparación del caldo de carne de pollo, pero a mi me gusta mucho en todas las paellas, así que la uso siempre.
He preparado solamente una vez paella con caldo comprado en el super, y nunca más la he vuelto a preparar así. Procuro tener siempre caldo casero en mi congelador. Es una de las cosas que nunca pueden faltar en mi fondo de despensa, como el aove.
Te voy a contar como he preparado el caldo de gambones y después vamos con la receta de mi paella de pescado.




Caldo de gambones 👉:
Cuando preparamos gambones al ajillo, no olvidemos que las cabezas y cáscaras no se tiran #aquinosetiranada 👆. En la sartén, donde hemos salteado los gambones al ajillo, ponemos agua y dejamos que rompa a hervir. Colocamos en un cazo hondo las cáscaras y cabezas de gambones, le añadimos una cebolla y un tomate pequeño, añadimos el agua de la sartén y, si es necesario, añadimos más agua, hasta cubrir las cáscaras (más o menos un litro y medio de agua). Dejamos hervir entre media hora y 40 minutos.
Antes de colar el caldo, machacamos las cabezas con ayuda de una cuchara de madera, para que suelten todo el jugo. Colamos, enfriamos y guardamos en el congelador en botellas de plástico o en bricks de zumo o leche muy bien lavados antes.
Lo máximo que he tenido yo congelado fueron dos meses y medio, no se si se pueden guardar más tiempo.
A la hora de utilizar los caldos caseros congelados, descongelarlos guardando en la nevera. Y siempre antes de añadirlos a las comidas, darles otra hervor.




Ingredientes 👉:
para 8 personas

1 litro y 400 ml de caldo casero de gambones
500-550 gr de arroz redondo (yo marca Brillante)
1 kg de merluza (después de quitar la media cabeza, cola y huesos, queda menos de un kilo)
1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
4 dientes de ajo
2 tomates tipo pera muy maduros
1/2 bolsa de verdura para paella
1 cucharadita de curcuma
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de pimienta negra
2 dados de caldo concentrado knorr
Sal a gusto
Azafrán o en su falta tiramos del  colorante alimentario
Romero seco - opcional
Chorrito de aove

Modo de preparación 👉:

En el vaso de la batidora, ponemos la cebolla pelada, los ajos pelados, el pimiento rojo y los tomates. Trituramos y reservamos.
Limpiamos la merluza de escamas, quitamos las espinas, la cola y la cabeza. La lavamos y la cortamos en trozos.
Con la cabeza los huesos y cola, preparamos un caldo casero, añadiendo una cebolla, un tomate pequeño, sal, un litro y medio de agua, pizca de cúrcuma, y un poco de romero seco.
Ponemos a calentar en un cazo el caldo de gambones (o el caldo de pescado, mariscos, lo que tienes en el congelador).
Ponemos la paella en el fuego, añadimos el aceite y la mezcla del vaso de la batidora.
Sofreímos unos minutos, añadimos las especias y el arroz. Mezclamos bien, para que el arroz absorba el caldito de estos ingredientes. Añadimos la merluza, también la verdura para la paella(suelen ser judías verdes planas y garrofones).
Añadimos el caldo casero de gambones caliente y cocinamos la paella a fuego fuerte los primeros 15 minutos, después bajamos el fuego y cocinamos hasta que el arroz absorba el caldo, 20 minutos en total suelen ser más que suficiente. . Dejamos reposar diez minutos y listo para servir.
❤❤❤🍴 Enjoy it! 🍴❤❤❤


10 de marzo de 2017

Mugcake de Nutella


Ingredientes 👉:

Un huevo grande
Una cucharada de azúcar blanco
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
Media cucharadita de polvo para hornear tipo Royal
Dos cucharadas de nesquick o una cucharada de cacao en polvo
Cuatro cucharadas de harina de reposteria
Dos cucharadas de Nutella
Esencia de Ron o de vainilla - opcional

Ustensilios :
Una taza de 250ml
Un bol en el caso de preparar más de una taza. En este caso dobla las cantidades de los ingredientes. 👆
Una cuchara para medir
Una varilla para mezclar
Microondas

👉 Cuando dices mugcake, piensas en una taza llena de bizcocho. Piensas que es el bizcocho que menos cacharros necesita para prepararlo, y así es. Antes yo preparaba la mezcla directamente en la taza donde horneaba después el bizcocho. Pero pienso que esto va muy bien si preparas una ración. En casa siempre preparo dos tazas a veces tres. Entonces es mucho más cómodo mezclar todos los ingredientes dentro de un bol y no por separado en dos o más tazas.



Modo de preparación 👉:

Mezclamos el huevo con el azúcar y el aceite. Puedes hacerlo con la ayuda de una cuchara o con la ayuda de una varilla. Añadimos el nesquick y el polvo para hornear y mezclamos. Por último añadimos la harina y una vez que los ingredientes están bien integrados añadimos una cucharadita de Nutella, mezclamos otra vez y por último añadimos la otra cucharadita de Nutella encima de la mezcla. 
Colocamos la taza en el microondas y horneamos hasta que vemos que ha subido la masa. Dos minutos son más que suficientes. Si la masa sube mucho antes de dos minutos, para el micro, y vuelve a darle marcha,  así no se derrama el bizcocho y sube uniforme. 
Si horneas dos tazas o más, para el microondas después de medio minuto y dale la vuelta a las tazas para que se calienten igualmente. 
Se puede consumir caliente o templado. Es un bizcocho para golosos, dulce pero nada empalagoso. 
❤❤❤🍴 Enjoy it! 🍴❤❤❤
Nota * Esta receta la he encontrado en el blog de El invitado del invierno. 
Solamente he sustituido el cacao puro por nesquick, porque no tenía en casa, no por el gusto. 
No olvideis Ser felices #serfelices ❤❤❤