24 de diciembre de 2018

Easy Lace Cookies, o como aquí se conocen Galletas de encaje



Creo que de mi  lista de recetas pendientes para preparar esta es la que menos tiempo ha tardado hasta que le vino el turno. Lo vi un día, y no lo hice al momento porque no tenía mantequilla en casa. Así que día siguiente hasta mediodía los tenía hechos.
Los publique en mi Instagram y mi amiga Pam de Chile, los hizo mismo día y no paraba de decir cuanto han gustado en casa y que estaba impaciente de volver a prepararlos para la mesa de Navidad.
Es de estas recetas que sorprende, agradable, en todos los sentidos. Lo leí en inglés  mi inglés no es peefecto, pero me defiendo. Lo hice según los pasos que nos ponía por escrito la bloqueará Sally. Y para mi sorpresa era tan fácil como parecía  además fue entretenido y rápido  Sally   tiene unas recetas, una pasada, si tu inglés es medio bueno con la compania de Google translate  puedes probar sus recetas. Ahora nada más de abrir un enlace en idioma extranjera, te aparece la opción de traducir a español, así que easy.
Lo siguiente que me sorprendió  fue la aroma de mantequilla tostada y textura de caramelo sabor azúcar moreno, crujiente mmm... Nota: Usa una mantequilla de buena calidad!
Formar las porciones de galleta fue muy divertido. Con la masa calentitas, super manejable fue un coser y cantar. Hornear en un abrir y cerrar de ojos, apenas 8 minutos. Y listas las galletas más finas del mundo mundial.




¿Vamos con la recent y el paso a paso? 

Ingredientes para 15 galletas sandwich o 30 individuales :

115 gr mantequilla
130 gr azúcar moreno
75 gr de harina de almendra
1/4 cc sal
15 ml sirope de agave
1 cc extracto de vainilla

Para rellenar, Nutella o el chocolate que más te guste.

¿Como procedemos?

En una sartén  a fuego medio, derretimos la mantequilla.
Añade el azúcar, la harina de almendra y la sal, y sin parar de mezclar, a fuego bajo, cocina la masa, unos 2-3 minutos  hasta que la  masa tiene la pinta de un caramelo gigante blando. Tiene que ser bien ligada. ¡ Tienes vídeos en mis storyes destacados en mi cuenta de Instagram !

Apaga el fuego, aparta la sartén y mientras la masa se está enfriando  enciende el horno a 165-170 y forra con papel tus bandejas de horno.
Forma bolitas de masa con la ayuda de las manos, del tamaño de una avellana grande o pueden ser como nuez, es question de gustos. Ve propano  una bandeja más grandes otra más pequeñas  Pero en una bandeja,  procura tener siempre los mismos tamaños.
Hornea las galletas 8 minutos, hasta que los bordes están de color tostado y las galletas están completamente lisas.



¡Deja enfriar las galletas durante 10 minutos! Muy importante.
Trazlada las galletas sobre una rejilla enfriadora y deja que se enfríen completamente
Guardarlas en botes herméticamente cerradas.
Rellenalas con Nutella como yo  o con otro tipo de crema de chocolate.
¡Aviso! Son una verdadera exquisitez. Bonitas, delicadas, sabrosas.


Que tengáis ¡ Felices Fiestas! Disfrutar mucho todos los pequeños - grandes momentos de estas Navidades al lado de familia, amigos y todos vuestros seres queridos !



19 de diciembre de 2018

Bejgli con semillas de amapola o Hungarian poppy seed roll


BEJGLI con semillas de amapola . Eng below
.
Uno de los  dulces específicos de Navidad son los panes dulces, con rellenos o sin, con pepitas de chocolate, con muchos frutos secos variados y especias aromáticas con olores que inunden toda la casa a la hora de hornear.
.
El pan dulce específico de la gastronomía Húngara es el B E J G L I. 
Capa crujiente de masa fina levada, con generosa capa de relleno, de semillas de amapolas con mermeladas varias, y especias, o puede ser con relleno de crema de  nueces trituradas, azúcar especias y nata fermentada.
Es muy parecida a la Kalács, que es masa dulce, levada en capa algo más gruesa, capa de relleno algo más fina y el pan tierno, no crujiente!

Es un pan que se consume en Navidad y en Pascua, en más países de lo que te podrías imaginar, en la Europa central y en los países del este incluso en Austria.

Los Daneses lo llaman Vienna bread, los Húngaros lo llaman Mákos Bejgli, los Polacos la llaman, Makowiec, los Rusos ruletas majom, y los Rumanos Cozonac cu mac. 
.
The poppy seed roll is a pastry, consisting of a roll of sweet yeast bread with a dense rich bittersweet filing of poppy seed.
An alternative filing is a paste of minced walnuts or minced chestnuts.
It is popular in parts of Central Europe and Eastern Europe where it is commonly eaten at Christmas and Easter time.



Entonces, repasemos:


¿Que caracteriza un auténtico Bejgli?

La masa .
Porqué no se deja levar. Se amasa, se estira, se rellena, se enrolla y después de secar en frío el huevo batido, se hornea.
El relleno. 
Tiene que ser por lo menos doble de grosor que la masa.

¿Por qué es diferente de otras masas?

Porqué quedará ligeramente crujiente, a la vez que se deshara en la boca. Una masa tiernisima . 

¿Que rellenos accepta?

Los más conocidos  con semillas de amapola  o las de nueces trituradas 
Pero puedes llenar con muchas frutas escarchadas. Con chocolate, o mermeladas.
NOTA: Siempre que no sean rellenos muy líquidos.


Ingredientes:

Para dos panes


500 gr de harina de fuerza
100 ml de nata agria
50 gr de azúcar
1 huevo más 1 yema más 1 huevo para pintar
250 gr de mantequilla de buena calidad
12,50 gr de levadura fresca panadera

Para el relleno


500 gr de semillas de amapola
Un bote pequeño de mermelada de higos
1 caja de pepitas de chocolate
Azúcar a gusto
100 ml de nata agria o leche
Ralladura de limón
Canela y otras especies a gusto

Modo de preparación :


Como es una masa que lleva levadura pero no se deja levar, la vamos a trabajar en frío, rápido, para que no crezca. (está es la diferencia entre la masa de bejgli y de la masa de kalács, dos panes dulces aparentemente iguales pero no) 

En el vaso de la batidora, amasadora ponemos la harina, un huevo entero, una yema, el azúcar la levada nata agria pizca de sal y la mantequilla ablandada. (yo he usado mantequilla Asturiana)
Amasamos hasta obtener una masa elástica y muy agradable al tacto, muy manejable. Lo verás así te saldrá.
Dividimos la masa en dos partes iguales.

Para hacer el relleno es, pasar las semillas de amapolas en un procesador de alimentos, y una vez que las semillas se han reventado, hacemos una mezcla con los demás ingredientes. No puede resultar líquido. Así que si tu mermelada es algo líquida ves añadiendo poco a poco.
Nota:

Se creativo, atrevido, y combina tus ingredientes y especias a tu gusto  pruébalo, si no te gusta es porque el relleno no está listo. Anade especias, no seas tacano. Mezcla y vuelve a probarlo.

Encima de un papel para hornear, extendemos la masa con la ayuda de un rodillo la masa, del tamaño de una hoja A4.


Colocamos la mitad del relleno y hacemos un rulo. Ajutate con el papel, para no tocar la masa.

Procedemos igual con la otra mitad de la masa y relleno.

Pintamos los Bejgli primero con yema y después con la clara ligeramente batida.

Hay que dejar que se seque.
Pinchamos la masa con un tenedor o un palillo, para que los vapores salgan y no se nos rompa la masa.

Horneamos 28-30 minutos a 170 grados.

Enjoy IT!
Así de simple. Y maravilloso.


Este Bejgli, lo hice con relleno de nueces, mermelada de brevas, azúcar moreno, pepitas de chocolate, canela y ralladira6de limón. Todo ligado con un poco de leche. 

¡Feliz Navidad!
Marry Christmas!
Boldog Karácsonyi Ünnepeket!
Crăciun Fericit! 

13 de diciembre de 2018

Galletas de mantequilla sabor limón para Navidad



¡ Hoy te lo cuento TODO!

¡ Hola !  En esta entrada te voy a contar todos los trucos que conozco y uso para obtener unas galletas de mantequilla perfectas.Trucos que he probado, comprobado y perfeccionado durante el tiempo.
¿Estás conmigo? Entonces  vamos allá...



Las galletas de mantequilla son un imprescindible en estas fechas. Tengan el sabor que tengan o que tengan la forma que tengan. Y no nos falta imaginación ni gustos.

Podemos aromatizar nuestras galletas con canela o jengibre, que son los más famosos en Navidad. Después los de sabor de críticos también nos gustan mucho. De sabor limón  como las mías, o sabor naranja, son perfectos. Y porqué no, podemos ser más atrevidos y combinar especias menos convencionales, como pimienta roja y chili con cacao puro, siempre y cuando es de nuestro agrado.

Las formas esto ya es otro cuento. Las estrellas siguen siendo las protagonistas en Navidad pero hoy en día, con la cantidad de formas que encontramos en los estantes dedicados a cortapasras es bastante difícil de elegir. Hay animales, como renes, osos polares y otros animales fantásticos como unicornios. Pero después miras más en el estante y allí está, el cortador en forma de muñeco de nieve, en forma de papa Noel o árbol de Navidad. No faltarán los gorros de papá Noel y cortapasras en forma de globos 
Hoy en día, las compras son una pasada y a la vez una aventura. Etoy segura de que estáis de acuerdo con migo.

Yo uso las mismas formas, de estrella desde hace años, pero , si, cada año compro una cortapasras nueva. La misma estrella pero con más detalles. Porque esto es la evolución!!!

En los primeros años horneaba mis galletas de mantequilla para Navidad en forma de estrella y las de oraba con Fondant de color.
Pero desde que descubrí el arte de pintar con Royal Icing, siempre los hago así. Me encanta pintar las galletas. No soy muy buena dibujante pero los modelos para estrellas las domino bastante bien. (puedes ver todo el proceso en mi cuenta de Instagram en los storyes Destacados)

Vamos a empezar con los tips. Voy a contaros los trucos para que tengáis unas galletas perfectas y deliciosas.



Empezamos por el sabor.

Para conseguir una galleta sabrosa es importante ussar ingredientes de calidad.
Como el nombre lo dice, galleta de mantequilla, usemos una mantequilla de buena calidad.
Si no le has prestado mucha importancia a este detalle, hazlo ahora, notarás la diferencia. Ya me contarás.

Intenta usar especias caseras, como ralladura de cítricos en vez de esencias industriales. El resultado será, unas galletas sanas y mucho más sabrosas.
También es aplicable por ejemplo con el jengibre. Ralla el fresco y batela con el huevo y  azúcar. Mucho más aromático que el jengibre en polvo.
Añádele siempre su pizquita de sal. Realza los sabores.

Como conseguir galletas del mismo grosor.

Para esto, necesitamos tener rodillo largo y dos guías para medir el grosor de la masa de las galletas. Estas guías se pueden comprar en tiendas con productos para repostería
Si no tienes estas guías  usa dos libros finos, del mismo grosor  envueltos en plástico. (puedes ver el video en mi cuenta de Instagram el los destacados).
Estas guías se colocan de una parte y de otra de la masa, en posición paralela, y una vez que la masa está extendida, el rodillo se apoyará sobre ellas y así el grosor de tu masa va a ser igual de una punta a otra.

Deseas tener unas galletas con forma perfecta

Una vez la masa extendida, metela en el frigorífico. Debe enfriarse, y después cortarla. Así al manipularlos durante el traslado que hacen desde la mesa hasta la bandeja del horno, no se van a deformar. Puedes usar una pala fina de silicona para el traslado.
Cuanto menos manipulas la masa mejores resultados tendrás. ( El proprio calor de tus manos les puede afectar)
También es recomendable hornear la masa fría, para que no pierda su forma.
Un otro truquillo es enharinar la cortadora que usaremos. Así enseguida se despega de la masa al levantarla.
Te puede ayudar mucho, otro método.
1.Extiende la masa sobre tu bandeja.
2.Metela así a la nevera.
3.Corta tus formas, sin tocar la masa.
4.Una vez cortada toda la masa, solo manipula la parte de la masa que sobra entre tus formas.
5.Hornea.




Que necesitamos para preparar nuestras galletas de mantequilla

Ingredientes :

250 g de mantequilla de buena calidad
150 g de azúcar glass
500 g de harina
1 huevo
1 cc de ralladura de limón
Una pizca de sal

Ustensilios :

Batidora
Horno
Rodillo y guias
Papel para horbear
Nevera
Cortapastas







Modo de preparación :

Disponemos de todos los ingredientes a temperatura ambiente.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que este blanquee. Añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que se integra completamente.
Añadimos la ralladura de limón  la sal y la harina poco a poco.
Nos resultará una masa muy agradable al tacto, y manejable.
Transladamos la masa sobre la mesa ligeramente  enharinada y Le damos forma de rulo
Envolvemos la masa en plástico transparente y la dejamos en la nevera durante un par de horas o más
Al pasar este tiempo. Sacamos la masa de la nevera. La cortamos en tres trozos. Volvemos a guardar dos trozos en la nevera, hasta que extendemos el primer trozo
Extendemos una hoja de papel para hornear y colocamos la masa ligeramente aplastada. Cubrimos con otra hoja de papel. Colocamos la guías a lados opuestos de la masa, dejando bastante sitio entre ellos. Procedemos a extender la masa con la ayuda de un rodillo.
Cuando conseguimos el grosor deseado  ponemos la masa dentro de la nevera para media hora
Encendemos el horno a 180 grados.
Pasados los 30 minutos, sacamos la masa de la nevera y cortamos las galletas con la cortapasta que más nos guste.
Quitamos la masa sobrante. Le hacemos bola y la refrigeramos. La usaremos al final, extendiendola y cortando más galletas.
Con la ayuda de una pala fina  transaladanos las galletas sobre la bandeja de horno forrada con papel. Horneamos duarbate unos 15 minutos. Pero vigila tu horno, y si ves que las márgenes se doran, podrás sacar las galletas del horno.
Espera un par de minutos antes de colocarlos sobre una rejilla enfriadora, porque son muy frágiles nada más de sacarlos del horno.
Una vez completamente frías  guardarlas en cajas de metal con cierre hermético.

Yo he pintado mis galletas con Glasa Real o Royal Icing como también se conoce esta pasta de azúcar y clara de huevos.
Puedes ver todos los detalles del proceso en mi cuenta de Instagram.

Espero que has disfrutado de la receta y del proceso.



¡ Hasta la próxima !

Enjoy it!

8 de diciembre de 2018

Deliciosos merengues o suspiros con azúcar caliente


Recetas para Navidad 

¿Que es el merengue?

Es una preparación dulce, ligera, espumosa y mullida o crujiente según el uso final y el tipo de cocción que le demos.

Hace un tiempo conocía el merengue francés, el merengue suizo y también el merengue italiano  Pero vi un día como se prepara un merengue firme y cremoso utilizando azúcar caliente.
Decidí probarlo. Suelo hacer merenguitos para Navidad, me parecen tan bonitos y deliciosos, y me encanta ponerlos dentro de mi taza de cacao caliente en mis desayunos tranquilos o tardes frías cuando apetece algo calentito. Caliento una taza de leche, y una vez caliente añado una cucharadita de cacao puro. Mezclo y coloco dos o tres merengues dentro de la taza, así no hace falta azúcar  y está deliciosisimo.

¿ Que es importante a la hora de hacer merengues?

Es muy importante que tu merengue este brillante y firme. Que esté bien montado, sin grumos de azúcar.
Es importante que añadas el azúcar a cucharadas con mucha  paciencia siempre esperando que se derrita la primera cucharadita de azúcar dentro de la nube de claras de huevo, antes de añadir la siguiente cucharadita de azúcar.
Es muy importante tener el horno a temperatura recomendada. Hay quien indica 90 grados, hay quien propone 110 grados, pero lo más frecuente vemos que las indicaciones apuntan a  tener el horno precalentado a 100 grados.
También  es muy importante  dejar la bandeja con los merenguitos dentro del horno una vez acabado el horneado. Déjalo hasta día siguiente.
Como puedes ver, no hay muchos trucos, tampoco son difíciles, pero si, son cruciales para obtener buenos resultados. Unos merengues deliciosos, sin aire dentro, sin vacíos, sin que se te rompan y sin que se hundan al cogerlos. Unos merengues con el interior compacto, precioso  y delicioso

¿Es fundamental tener un robot de cocina?

Es recomendable. Lo siento mucho  por los que no tenéis robot de cocina. No tiene que ser tipo KA. Puede ser uno de mano, con varillas para montar.
Os cuento que, al empezar mi vida bloguera, empecé con varilla manual, no tenía NI UN ROBOT. Y he montado claras de huevo, también algún merengue francés, pero sinceramente nunca me ha salido un merengue firme y cremoso como ahora, que uso mi KA.
El brazo te cansa, son bastantes minutos de batir.
Así que  pregunta a tu madre, o amiga o vecino, si te presta su robot de cocina, yo lo hice unas cuantas veces.

¿Que boquilla usar?

Reconozco que las boquillas que hacen formas rizadas, son las más bonitas, pero salen merengues bonitos con una boquilla redonda también.

¿Que azúcar usar?

Lo habitual es usar azúcar granulado blanco. Pero también puedes usar azúcar glas  No usar azúcar moreno, sabemos que el azúcar moreno no se derrite fácilmente, por esto es más conocido como ingrediente principal en la preparación de galletas caseras. Para dar el toque de crunchy que tanto nos gusta.
También, se usa el mismo azúcar blanco granulado hecho previamente jarabe.




¿Cuántas maneras de montar un merengue existen?

Te puedo contar las maneras que yo conozco, y que yo he probado.
En frío, montando las claras y añadiendo el azúcar granulado.
En caliente con jarabe, hirviendo el azúcar blanco granulado con agua hasta conseguir un jarabe.
En caliente  montando las claras sobre baño maría.
En caliente, montando las claras y añadiendo azúcar muy caliente, que sacamos del horno a 200 g.

¿Como se llaman los diferentes métodos de montar merengue?

Quizás el más conocido es el :

1. MERENGUE FRANCÉS
Consta en montar las claras frescas, y una vez que estén semi montadas, ir añadiendo el azúcar poco a poco hasta obtener nuestro merengue.

Después hemos oído mucho hablar sobre :

2. MERENGUE ITALIANO
Consta en montar las claras y añadir el jarabe de azúcar caliente.

Hemos oído también hablar sobre :

3. MERENGUE SUIZO
Consta en la preparación de un merengue mucho más firme y estable que el merengue francés. Perfecto para decorar postres, dejando el acabado cremoso o crujiente (pasando por horno) según se desea.

Te voy a contar que el método que utilizaremos hoy, no es ni una de las tres enumeradas más arriba. Y no le sabría decir el nombre, quizás, merengue sueco  dado que la he aprendido de la mano de la sueca, Mauela Kjeilen la famosa repostera, panadera, fotógrafa bloquera, autora de libros y huéspede en programa TV.


¿Que necesitamos para la preparación de estos merengues?

Ingredientes:

100 g de claras de huevo (aprox. 3 claras de huevos l)
200  dde azúcar blanco granulado
Unas gotas de limón
Unas gotas de colorante
Esencias a base de aceites o las pepitas de una vaina de vainilla

Ustensilios :

Batidora con varillas para montar.
Horno y bandeja de horno.
Tapete de silicona u otro tipo de tapetes.
Manga pastelera y boquillas rizadas o redonda de diferentes tamaños, según gustos
Reloj.


Modo de preparación :

Enciende tu horno a 200 grados celsius.
Limpia bien tu vaso de la batidora y la varilla con unas gotas de limón  Así te aseguras de que no queda rastro de grasa o impurezas.
Cubre tu bandeja de horno con un tapete o bien puedes usar una hoja de papel para hornear. Pon el azúcar encima.
Pon las claras dentro del vaso de la batidora.
Pon el azúcar en el horno y cronometra, exactamente 7 minutos.
Exactamente cuando el azúcar lleva 30 segundos en el horno, pon en marcha tu batidora. Bate las claras a velocidad media hasta que empiece a formarse esta espumilla característica de las claras que empiezan a montarse. Sube la velocidad.
Pasados los 7 minutos, saca la bandeja con el azúcar caliente del horno, y colócala cerca de la batidora. Baja la potencia del horno a 100 grados.
Añade el azúcar a la batidora a cucharaditas, esperando el tiempo necesario para que el azúcar se derrita por completo, antes de añadir la próxima cucharadita.
Hasta acabar la bandeja  con azúcar, con paciencia.
Para la batidora, comprueba si la última cucharadita de azúcar se ha derretido, y añade tu esencia favorita, también unas gotas de colorante si deseas merengues de colores.
Bate un par de minutos más y puedes parar la batidora . Has conseguido tu merengue brillante, firme y cremoso.
Es hora de formar los suspiros.
Coge tu manga pastelera, coloca la boquilla y llena la manga con el merengue.
Forra tu bandeja con un tapete antiadherente y apto para horno, pero no uses papel de hornear. Debido a la consistencia del merengue al formar las rosas, o gotas, se te levantaría el papel al intentar separar la boquilla del montón de merengue.
Asi que usa un tapete y ve formando tus rosas o gotas de merengue.
Hornea durante 1 hora. Después comprueba, si el merengue se despega fácilmente y la base está completamente sellado puedes apagar el horno. De lo contrario dale unos 20 o 30 minutos más.
Deja la bandeja dentro del horno hasta día siguiente.

¿Como guardar los merengues para que duren perfectos mucho tiempo?

Guarda los merengues dentro de un tarro de cristal con cierre hermético.

¿A qué és más fácil de lo que parece?

Enjoy it!


28 de noviembre de 2018

Pan fácil, sin amasado



¡Hola!
Hoy te traigo receta fácil. Una receta con que ya no tendrás escusas de hornear tu propria hogaza de pan en casa.
Quiero que sientas Tu también esta satisfacción que yo siento al preparar pan casero . Quiero que pierdas el miedo que tienes a las masas.
Si, lo se, ahora te vienen mil preguntas a la cabeza. Una de ellas
-¿como vas a amasar, porque no tienes robot de cocina?
Este pan no necesita amasado.
¿Has oído alguna vez, que el reposo sustituie el amasado?
Cuando amasas a mano una masa, puedes hacerlo menos tiempo, y darle tiempos de reposo, tapadito, esto tendrá el mismo efecto que el amasado. También se suele dejar reposar una masa, que se resiste al amasado. No es elástica. Pero como en nuestro caso, de hoy, esta masa no la vamos a amasar ni un poco, solo mezclar, plegar y dejar levar 

Otra preocupación tuya,
-¿como controlo los tiempos de levado, y si se me pasa?
Está masa va a levar en frío, durante toda la noche.
¿Has oído hablar sobre masas levadas en frío?
Las masas levadas en frío te dan mucha libertad. Puedes preparar la masa un día  y hornear día siguiente o el siguiente.
Solo tendrás que desgasificar, plegar y dejar la masa otra vez en la nevera  tapadita, hasta el momento oportuno para ti  para hornearla.
Tambien te cuento, que las masas que levan en frío  adquieren mucho sabor.
Quedarán tan deliciosas como cualquier otro pan con preparación algo más sofisticada, como por ejemplo los panes con masa madre o los panes con masa vieja.
Así que tú eres la dueña, tu decides los tiempos de levado, y cuando hornear 
Puedes organizar tu tiempo, sin estar pendiente de la del masa del pan.

Muchas preguntas, muchas respuestas y muchas más variaciones  Espero no haber asustado a nadie.


Mira, que fácil. 
1. Juntar los ingredientes 
2. Mezclar (sólo mezclar) los ingredientes.
3. Dejar reposar.
4. Plegar (como si doblarias un paño de cocina).
5. Dejar reposar otra vez.
6. Plegar. Dejar en la nevera durante toda la noche.
7. Desgasificar. Pliega y bolea. 
8. Dejar reposar a temperatura ambiente una hora. 
9. Hornear. 

Ni 10 pasos solo 9.
¡Además  tendrás video y muchas fotos en mi cuenta de Instagram en los Desracados!
¿Dime  te animas? 


Ingredientes :

250 g de harina de fuerza
250 g de harina normal
6 G de levadura fresca panadera 
360 g de agua tibia
1 cuchara de miel
10 g de sal


Modo de preparación :

Medimos los ingredientes 
Diluimos la levadura en el agua.
Juntamos todos los ingredientes en un bol amplio  .
Mezclamos con la ayuda de una rasqueta o las manos limpias.
Tapamos el bol y dejamos reposar 15 minutos.
(verás que ha cambiado de aspecto, tiene burbujitas, se ha hinchado 
Mojamos las manos y plegamos la masa sobre si misma. Hacemos 5 plieques.
(mete la mano debajo de la masa, y estirando parriba plegala sobre si misma, gira el bol y haz esto 4 veces más, hasta cerrar la masa)
Dejamos reposar 15 minutos  tapadito.
Plegamos la masa otra vez.
Ahora tapamos bien el bol, y a descansar  dentro de la nevera.
(tu no!!! la masa)
Dejamos levar la masa al frío durante toda la noche (unas 12-14 horas)
Día siguiente, sacamos la masa de la nevera. La volcamos sobre la mesa enharinada.
Desgasificamos  apretando la masa con las dos palmas de la mano, sin ejercer mucha fuerza y la plegamos otra vez.
Boleamos la masa, y la dejamos levar con los pliegues arriba dentro de una panera.
(si no tienes panera, déja la masa encima de la bandeja con los pliegues pa bajo  
Tapamos y dejamos que doble su volumen  una hora más o menos. 
Antes de volcar la masa sobre la bandeja de hornear, encendemos el hornbyno a 220 grados y dejamos abajo del todo una bandeja pequeña .


Volcamos la masa de la panera sobre la bandeja de horno. 
Practicamos unos cortes en la superficie del pan, con un cuter, y (și el pan tiene firma alargada el corte será largo, de una punta a otra, si el pan es redondo, practicamos corte en forma de cruz o un cuadrado)
Metemos la masa en el horno, añadimos una o dos cubos de hielo a la bandeja que está en el horno, abajo, para formar vapores.
Horneamos durante 15 minutos. Y bajamos el fuego a 200 g. Horneamos unos 20 minutos más.
Si quieres más corteza puedes dejar el pan más tiempo dentro del horno. No afectará el sabor ni la miga.



20 de noviembre de 2018

Arroz con gambones y merluza, paella de pescado



Cuando probé la primera vez a hacer una paella, o algún arroz como se hace aquí en Valencia, me cenía a las medidas drásticamente. Me explicaron que el vasito es santo, y que hay medida para mujeres y otra para hombres.(9:5(€&('
Hablo en serio. Tres cuartos de vasito de cortado con arroz es la medida para mujeres y ninos y el vasito de cortado lleno hasta el borde es la medida para los hombres. ¿OS SUENA?
Es este vasito de cortado, que siempre está dentro de la bolsa del arroz, y en la receta que ponía? :  para una ración de arroz tanto de agua o caldo.
Pero un día dejé de medir (Vi haciendo esto a muchos por Ig por storyes) y por esto o por que ya tenia practica y buen ojo, mis arroces salían más ricos.
Así que en mi video de Ig, verás que El arroz la pongo a ojo, y el caldo también. Nunca no me ha sobrado caldo, ni quedó el arroz seco.
Pero para ti, aquí, te dejo las medidas y mi manera de hacer una paella de pescado. (su no la llamarías así, llámala arroz con gambones y merluza)  .


Ingredientes :

10 gambones
8 rodajas de merluza (1 bolsa congelada)
700 ml de caldo de gambonesCASERO (SIEMPRE la pongo a ojo)
400 g de arroz (SIEMPRE la pongo a ajo)
1 manojo de espárragos trigueros
1 cebolla
1 pimiento rojo
4 dientes de ajo
3 tomates
2 cubitos de caldo de pescado concentrado
50 ml de aceite de oliva virgen extra
Azafrán y colorante amarillo alimentario
Sal
Pimienta
Pimentón rojo a gusto


Como lo hacemos :

Descongela las rodajas de merluza y los gambones. Frielos en la paella con aceite de oliva virgen extra por cada lado. Cuando están  sacarlos sobre un plato y ahora sofríe la cebolla picadita y el pimiento picado. Añádele el ajo y los tomates triturados previamente con un robot. Sofríe todo junto, y cuando el agua de los tomates se ha evaporado añade los espárragos trigueros cortados en trocitos, dale unas vueltas y sazona. Añade sal, pimienta negra recién molida, pimentón dulce del bueno, mezcla y añade el arroz. Ahora pon el asafran y el colorante (si no tienes azafrán, pon solo colorante). Mezcla bien con una cuchara de madera. Comprueba si el color del arroz es de tu agrado y añade el caldo. Mi medida a ojo es cubrir el arroz y que sobre caldo como medio centímetro
Ahora decora con las rodajas de merluza, con los gambones y déjala hervir a fuego fuerte unos 15  minutos después baja el fuego y cocina unos 7-8 minutos más.
El caldo se absorberá, el arroz quedará en su punto.

Emplata y ¡Enjoy it!


16 de noviembre de 2018

Pan de maíz o mămăligă (polenta)





Decidí reeditar y re publicar esta receta, hace casi un año, cuando me regalaron el nuevo libro de Iban Yarza Pan de pueblo, y ojeando el libro vi en la página 70 una foto de unos Talos de color amarillo hechos de harina de maíz molido a piedra.
Recuerdo que levanté el libro para que mi marido y hijas vieran las fotos y dije, "mira, aquí en España también se comia mamaliga."
Si la elaboración final es diferente  el nombre y el hecho que se cuecen pero que más da. Aquí como en los balcanos  la gente comia pan de maiz  y los ingredientes son los mismos mismísimos y la elaboración es bastante parecida.
Yban Yarza en su búsqueda de panes, relata en su libro historias de  panes y lugares siguiendo costumbres ancestrales .
"Conduciendo de caserío en caserío por el corazón de Gipozkoa en busca de panes, la sensación es de distancia, apesar de la cercanía en kilómetros, el pan está lejos un pan distante que habita en lo profundo "

Recomiendo el libro, como todos los libros de Iban Yarza. Es una lectura muy entretenida.

Volvemos al pan de maiz, a los Talos, esta torta de maiz que hoy en día se elabora como se podría haberse hecho hace cinco mil años.
La base de estos Talos, según nos cuenta  Xabier Akizu a sus sesentaidos años, son : harina de maíz molida a la piedra, agua caliente casi hirviendo y sal.

Mezclando harina molida a la piedra con líquido y cociendola sobre una plancha expuesta al fuego. Así se hacen los Talos.

Ahora te cuento sobre mămăligă  el pan de maíz de los balcanos


En las guerras, los britanicos y los americanos comían gachas de avena cuando ya no había pan o harina de trigo u otra comida.
En los Balcanos, Romania y Hungria recurrían a otro alimento, se comía la "mamaliga" en época de guerras, cuando la harina de trigo era un lujo para la mayoría, aunque tiempo después acabo siendo uno de los platos mas representativos de la gastronomía de la zona y no una ultima opción para alimentarse en tiempo de crisis.
¡Así que hoy os presento un pan que no se hornea, se cuece!
Se anade agua a una olla con fondo doble o olla de hierro, se anade sal y la harina de maíz molida a piedra. Se cocina a fuego lento, mezclando sin parar .. Pero te lo cuento más abajo. 

Como se corta, como se consume y con que se acompaña :

El arte de cortar con hilo, el pan de maíz . Se corta así, desde tiempos muy antiguos.

NO se corta con cuchillo. El pan de maíz caliente, se corta con hilo.
Cogemos un hilo largo, la doblamos y la cogemos con las dos manos de cada punta,  la pasamos debajo del pan de maíz y levantamos las manos estirando el hilo hace arriba. . Podéis ver en las fotos.
Cortamos en tiras anchas de 2 o 3 centímetros. Después vamos a cortar en perpendicular, así vamos a obtener unos cuadraditos.

Este pan puede acompañar cualquier plato caliente, y así sustituyendo el pan normal.
Va muy bien con quiso de carnes. El plato que mas cocinaba mi madre era la 
 salsa de nata con champiñones y pan de maíz.
Otro plato que se puede preparar con este pan, es una exquisitez. En una otra entrada os enseñare el pan de maíz con queso y nata al horno.
En casa de mis padres este pan solo lo consumíamos caliente. En casa de los padres de mi marido se comía en frió también.
En frió se puede cortar con el cuchillo, sin miedo, así se puede untar con mermelada, mantequilla, o con queso crema. También se puede tostar en la plancha y comerla con queso.
Como podéis ver se puede consumir en diferentes formas, y se puede acompañar con multitud de ingredientes, en caliente o en frió, como entrante, comida, cena o postre...


Pan de maíz caliente.

En mi infancia era la cena de las noches de invierno. Pan de maíz con leche. Y como nos gustaba, uh^^  Sacaba mi madre el pan de maíz de la olla, y estábamos ya preparados con los platos llenos de leche muy fría...rebobinamos...
El pan de maíz se come muy caliente, nada mas de sacarlo del fuego y volcar sobre una tabla de madera, ardiendo, vamos, con leche muy fría. Anquee no lleva azúcar ni nada dulce puede pasar  como un postre no solo como una cena ^^
Es una cena super ligera, se recomienda este pan para los diabeticos que la coman en vez de comer pan. Se recomienda para la dieta también.
Sustituye el pan cuando comes comida caliente de cuchara o carnes, umm que rica.



Comente que la "mamaliga" puede servirse como postre, con leche, pero mejor aun, con frutos frescos y azúcar.
Los frutos mas populares son las fresas silvestres, frutos del bosque y los fresones. A estos frutos se les añade azúcar y se deja reposar en la nevera...otra vez algo frió.
Se sirve la "mamaliga mezclada con las fresas dulces y el sirope que dejan al reposar en la nevera.
La "mamaliga" muy caliente y la fruta muy fría.



La receta:

1000 ml de agua
250 -255 gr de harina de maíz molida a piedra
1/2 cucharadita de sal



Ponemos a hervir el agua, y la sal Cuando el agua rompe a hervir bajamos el fuego al mínimo y añadimos la harina poco a poco, en lluvia, y mezclamos sin parar con una cuchara de madera. Cuidamos en no dejar ningún grumito.
El proceso dura más o menos 6-7 minutos  En este tiempo, con pausas de un par de segundos, intentemos mezclar sin parar. La harina se hincha, espesa la masa, y cuesta un poco seguir el ritmo, pero es fundamental no dehar de remover. 
Conseguiremos una masa muy espesa, que dejaremos a cocer unos 30 segundos a fuego fuerte
Antes de sacar la cazuela del fuego, mojamos la cuchara de madera y nivelamos la superficie de la masa. 
Volcamos el pan sobre una tabla de madera y a disfrutar.


Enjoy it!
TODO EL PROCESO EN MI CUENTA DE INSTAGRAM EN LOS STORYES DESTACADOS


Este mantel es herencia de familia.

Me desviare del tema del pan, y te contaré un poquito sobre el.
Fue bordada a mano de mi abuela, cuando era muy joven.
Ella nació en las tierras Secuiesc. Una etnia de húngaros muy conocida muy antigua y de gente muy pero muy orgilliosa. Tanto, que se solían llamar, "cabeza de madera".
He oído a mi padre diciéndolo y a mis abuelos riñendo a mi padre algunas veces y usando este mote. Es que tienes la cabeza de madera. Si algo se les metía entre ceja y ceja no había manera de que cambien de opinión 
El modelo del mantel, es modelo Secuiesc, el que se bordaba (hoy en día lo suelen hacer iguales) sobre los costumes nationales de los chicos y chicas.
Cuando mi hija Anita nació  (ya tiene 21 años) se moría mi abuela después de una muy larga lucha contra el cáncer de pulmones (superó uno de pecho). 
Unos 18 años después murió mi abuelo, y así quedaron las cosas personales de dos Secuieni para heredar.


El arte de cortar el pan con hilo. Es una costumbre que viene de tiempos ancesrales  Y aunque quisieras cambiar la manera de cortar en caliente, no podrías  
Se coge un hilo, largo. Con cada mano aguantamos una punta.
Pasamos el hilo por debajo del pan de maíz caliente y levantamos a la vez las dos puntas hasta que el hilo pasa por el pan.
Procedemos ygual con todo el pan, mientras está caliente.

El pan de maíz  una vez que se va enfriando cogerá más consistencia y una corteza muy fina que día después está algo crujiente.
Este día, ya se puede utilizar el cuchillo para cortar rebanadas más finas y así poder tostar y servir con aove o untar con mermelada o diversas salsas.